Blog

¿MAL ALIENTO?

Más del 80% de las casos de halitosis se originan en la propia boca. Son causados por la acción de la flora bacteriana natural de nuestra orofaringe sobre los alimentos que ingerimos. Poseemos más de 600 tipos de bacterias en nuestra cavidad oral, muchas de ellas capaces de producir gases con hedor debido a la metabolización de materiales orgánicos, principalmente proteínas.

Dos puntos de la cavidad oral son críticos: los dientes y la región posterior de la lengua, donde frecuentemente ocurre la acumulación de bacterias. El olor de la halitosis proviene de la producción de gases por bacterias después de la metabolización de los alimentos que quedan depositados en estas regiones.

Algunas recomendaciones pueden resolver o por lo menos aliviar el problema:

- Revisión odontologica. .
- Adecuada higiene oral y uso frecuente del hilo dental.
- Uso de enjuagues orales, principalmente de noche.
- Cepillado de la lengua. Humedezca su cepillo con antisépticos orales en lugar de pasta de dientes (dentífrico) para limpiar la lengua.
- Ingestión de líquidos para evitar deshidratación y resecamiento de la boca.

Más

TERCERAS MOLARES O “MUELAS DE JUICIO”

Los terceros molares, también conocidos como “Muelas de Juicio” son causantes de varios problemas para muchos pacientes.

Los terceros molares tendrían que erupcionar (salir a la boca) entre los 18 y los 22 años de edad. Pasada esa edad, se considera que la muela esta retenida (se considera un diente como retenido a aquel que pasada la edad en que debe erupcionar, no lo hace).

Existen tres posibilidades respecto de la erupción del tercer molar. Que éste lo haga normalmente, que lo haga parcialmente (semirretenido), o que no erupcione (retenido).

Existen dos tipos de retencion: la retencion mucosa (cuando no tiene hueso encima, solo la encia tapandolo completamente) o la retencion osea (cuando esta completamente dentro del hueso)

Más

RETENEDOR DE HAWLEY

El retenedor de Hawley lleva ganchos para los molares y un arco exterior característico con bucles de ajuste que se extienden de un canino al otro. Dado que cubre el paladar, proporciona automáticamente un plano de mordida potencial para controlar la sobremordida.

La capacidad de este retenedor de ortodoncia para inducir alguna movilidad dental representaba una ventaja especial sobre los aparatos fijos totalmente embandador, ya que una de las funciones del retenedor era la de cerrar los espacios dejados por las bandas entre los incisivos.

Con los aparatos adheridos a los dientes anteriores o tras el empleo de un posicionador dental para el acabado, ya no es necesario cerrar los espacios con un retenedor. Sin embargo, el arco exterior proporciona un excelente control sobre los incisivos, aunque no esté ajustado para retraerlos.

Más

Sedacion Consciente

Las principales razones por las que nuestros odontopediatras pueden decidir aplicar la sedación consciente a un paciente infantil es facilitar el trabajo odontológico, minimizar las conductas negativas del niño, permitir que pueda recuperar rápidamente un estado consciente normal y permitir que el niño tenga una experiencia positiva del tratamiento odontológico que pueda facilitar los tratamientos en un futuro.

Antes de someter a su hijo a sedación consciente, nuestros odontólogos especialistas en odontopediatria le informarán de las medidas previas que debe de seguir para que el procedimiento se desarrolle sin problemas. Igualmente, le aconsejarán algunas conductas para después del tratamiento que pretenden eliminar cualquier tipo de riesgos relacionados con el déficit de atención que puede tener el niño en las horas posteriores a la administración de la sedación.

Más